Una voz única

Hace ya 28 años que una de las grandes voces de la música nos dejó, Freddie Mercury fallecía en Londres el 24 de noviembre de 1991 a los 45 años.

Su maravillosa voz encerraba un secreto que solo unos privilegiados son capaces de usar: las cuerdas vocales falsas. Se les llama así porque no suelen utilizarse y el resultado es un timbre único, un sonido llamado «vibración subarmónica». ¿Cómo es posible? No dejéis de leer este artículo para saberlo todo.

Ir al contenido