Una fiesta en el cerebro

Tocar un instrumento produce muchos beneficios, mejora la memoria, la coordinación, reduce el estrés, propicia el desarrollo de la atención y las habilidades cognitivas… por eso ya hace tiempo que la neurociencia se ha interesado en estudiar el impacto que la música puede tener sobre nuestro cerebro.

En esta magnífica Ted-Ed lesson, Anita Collins explica los fuegos artificiales que se producen en los cerebros de los músicos cuando tocan, y examina algunos de los efectos positivos a largo plazo de este entrenamiento mental.

Ir al contenido