Un niño que canta es un niño feliz

Muchos expertos en educación nos recuerdan esta frase y es que la música tiene efectos positivos en el desarrollo de los niños en planos como el afectivo, el físico, el cognitivo o el social.

Estamos entrando de lleno en las fiestas más señaladas y entrañables del año y, desde luego, los que más la disfrutan son los peques pero este año va a ser un poco diferente.

Para que no pierdan esa sonrisa y mientras dais los últimos retoques al árbol o al belén ¿qué os parece esta manera sencilla y divertida de practicar el inglés juntos?.

Ir al contenido