Las brujas de la noche

Hoy, en el Día Mundial de la Aviación y Cosmonáutica, queremos recordar al 588º Regimiento de Bombardeo Nocturno, una unidad de bombardeo de la Unión Soviética compuesta exclusivamente por mujeres.

Aprovechando la oscuridad de la noche, con aviones débiles y lentos, volaban a muy baja altura, donde ni los cazas enemigos ni los antiaéreos podían alcanzarles. A esta ventaja se unió otra: apenas hacían ruido. Ese pequeño ruido, según los alemanes, se asemejaba al susurrar de una escoba, de ahí que las bautizaran como «Las Brujas de la Noche». Su valor y astucia hizo que protagonizaran uno de los episodios más heroicos de la II Guerra Mundial.

Pero esto es un pequeño resumen que apenas dice nada, mejor que nos lo cuente Irina Rakobolskaya en esta entrevista para la NBC. Además está acompañada de la transcripción para que no perdáis detalle.

Ir al contenido