Los días de fiesta son una gran oportunidad para que los reyes de la casa aprendan de una de las maneras más divertidas: jugando.

En este enlace del British Council podemos encontrar un montón de actividades: juegos, canciones, historias cortas… especialmente diseñadas para ellos.

Ir al contenido