Feliz y Dulce día!

Rectos o con cuernos, dulces o salados, rellenos o no, el croissant se ha ganado su propio día.

Y aunque al oír la palabra croissant pensemos en su origen francés, su origen real se remonta a la Viena del siglo XVII.

Y… ¿qué mejor manera de celebrar este día que con un tierno y rico croissant?

Compartir:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Qué hacemos

NUESTROS CURSOS

Clases particulares niños, jóvenes y adultos

ACTUALIDAD

QUIÉNES SOMOS

CONTACTO

INSTALACIONES

Ir al contenido