¿De qué sirve aprender si no vamos a tener un futuro?

Ni youtuber, ni influencer, ni protagonista de la serie de moda… esta adolescente se ha hecho famosa por iniciar una protesta solitaria, decidió faltar a clase cada viernes y exigir a los políticos acciones concretas contra el cambio climático.

Desde entonces no ha dudado en reprochar la actitud de políticos y funcionarios con discursos tan claros y contundentes como el que pudimos ver el pasado 16 de abril en el Parlamento Europeo.

Ir al contenido